viernes, 3 de febrero de 2017

Nuevos muros

Endurecimiento, revisión, restricción, detención y expulsión  son algunas de las palabras con las que puede resumirse el decreto que esta semana el gobierno nacional publicó para modificar la política migratoria.  Un retroceso en las políticas migratorias que significa, además una estigmatización del migrante latinoamericano, asimilándolo a un delincuente por su sola condición de migrante: Si es peruano, boliviano o paraguayo ya se lo pensaría como sospechoso de cometer un delito.
¿Qué datos se usaron? El propio decreto 70/2017 -publicado el 30 de enero pasado- en sus fundamentos intenta explicar que la “urgencia” del mismo (sin pasar por el Congreso Nacional como debería pasar cualquier Ley) radica en “recientes hechos de criminalidad organizada de público y notorio conocimiento”. Luego explica que en 2016 los extranjeros detenidos en el Servicio Penitenciario Federal fueron un 21,35% del total. Sin sumar los datos generales de todos los detenidos del país.  
Datos del propio Ministerio de Justicia de 2015 detallan que en todo el Sistema Penitenciario Federal (SPF) hay 10.274 personas presas, y en la Argentina en su totalidad, las personas detenidas en cárceles son 71.464 personas. De este total, casi 4500 son extranjeros, es decir, sólo el 6 % de todos los presos del país.
A pesar de estos datos, el decreto continúa con esta asociación del delito a la inmigración y sostiene que “en relación a los delitos vinculados a la narco criminalidad, se observa que el 33% de las personas bajo custodia del SPF son extranjeros”. Esto significaría que la población extranjera detenida “por infracción a la Ley N° 23.737 –Ley de Estupefacientes- está altamente representada entre los detenidos”. Los datos esgrimidos para modificar la legislación vigente se basa en que existen 1420 personas extranjeras (el 0.08 % del total de extranjeros)  que están presas por delitos vinculados al narcotráfico; sin embargo el porcentaje de argentinos presos por este delito es mayor (0,17 % de los argentinos está preso por este delito). Por cada extranjero que cometió un delito relacionado con el narcotráfico hay casi 5 argentinos. “La concentración de extranjeros que cometen delitos de narcotráfico es la preocupación que tiene nuestro país”, dijo la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.
Entre las muchas modificaciones que plantea el decreto hay que observar algunas en especial para entender el alcance del retroceso: por ejemplo, se podrá cancelar la residencia de los extranjeros condenados “aunque dicha condena no se encuentre firme” y se considera antecedente a “todo auto de procesamiento firme, cierre de la investigación preparatoria o acto procesal equiparable”.
Cabe recordar que en diciembre pasado el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) mostró inquietud por la discriminación de los migrantes, y pidió detalles sobre la posible implementación de un centro de detención de migrantes.  


Migrar es un derecho.

lunes, 16 de enero de 2017

Un día como hoy, el 16 de enero del 2016, el gobierno de Jujuy  la privaba de su libertad. Fue condenada sin juicio previo por el gobernador de Jujuy, en complicidad con los medios locales y nacionales. Se la detuvo cuando ejercía un derecho constitucional, como es protestar pacíficamente en busca de una instancia de diálogo con el nuevo gobierno. Se le adjudicaron más de 60 causas para mantenerla en prisión. Organismos Internacionales determinaron que la detención es arbitraria, y exigieron su inmediata liberación. Ni el gobierno provincial, ni el  nacional han hecho caso a estas exigencias, lo que nos coloca en la lista de  países que violan los derechos humanos.
Pero ¿quién es Milagro?


Es una dirigente política, social e indígena argentina, líder de la organización barrial Túpac Amaru. Desde el 10 de Diciembre de 2013 se desempeñó como diputada provincial en la Legislatura por el Frente Unidos y Organizados de Jujuy. Renunció en noviembre de 2015, tras haber sido elegida para ocupar una banca en el  Parlasur, por el Frente para La Victoria.

Milagro Sala es reconocida internacionalmente por el trabajo que su organización, la Túpac Amaru, ha realizado en Jujuy:


  • Dos escuelas, dos centros de salud atendidos por 42 médicos, farmacéuticos, bioquímicos y enfermeros. Una farmacia y un laboratorio.
  • El CEMIR (Centro Integral de Rehabilitación  para personas discapacitadas) con atención gratuita y abierta a la comunidad. Una plaza con juegos adaptados. Dos ambulancias de alta complejidad equipadas para el traslado y la atención de pacientes.
  • Seis fábricas (con fondos del Ministerio de Desarrollo Social) que emplean a 600  ex desocupados. Todas ellas venden su producción al público. La Túpac Amaru trabajando como cooperativa de vivienda, construyó, con dinero del Gobierno Nacional para cooperativas de vivienda, un barrio de 1800 casas llamado “El Cantri” en Alto Comedero, a 15 kilómetros del centro  de Jujuy. Todos los barrios tienen pileta de natación, cibercafé, telecabinas, minimercado y polideportivo con canchas de futbol, básquet, hockey y rugby. Producen ellos mismos los bloques de cemento, y las carpinterías metálicas son hechas en el taller metalúrgico, abaratando el costo de las viviendas. Las cooperativas de la Tupac Amaru construyen 200 casas populares en seis meses, mientras que a las constructoras privadas les llevaría dos años o más.
  • A partir de 2003 recibieron planes para la construcción de viviendas de 54 m2, con dos habitaciones, cocina comedor, baño y lavadero. La construcción de las viviendas requirió un 25 % menos de inversión y dio empleo a más personas que si se hubieran realizado por empresas. Desde entonces llevan levantadas 3800 viviendas.
  • La organización tiene una radio experimental, Túpac, autorizada por el COMFER
  • Administran planes de desempleo del Ministerio de Obras Públicas, entre 35.000 y 80.000 al mes. Como cooperativa social realizan por ley provincial de Jujuy el mantenimiento de los edificios públicos y escuelas
Madre Tierra tiene una experiencia de 31 años en tierra, vivienda y hábitat. Sabemos el esfuerzo,  el compromiso y los problemas  que implican llevar a cabo cada uno de este tipo de  proyectos.  Desde ese conocimiento valoramos y admiramos la inmensa obra hecha por la Tupac Amaru , liderada por Milagro Sala y por los demás cooperativistas.

Hasta aquí no hemos dicho nada que cualquier habitante de nuestro País desconozca. O al menos nada que no pueda encontrar en cualquier información oficial o comprobar si viaja a Jujuy.

Milagro está detenida por decisión política.
Milagro es una presa política.
Exigimos su libertad.
Macri y Morales son responsables